Las mejores VPN para Perú en 2022

La República del Perú es una democracia representativa que cuenta con unos 32 millones de ciudadanos. El país ha luchado contra la pobreza y la corrupción en el pasado, pero en los últimos años ha logrado mantener el desarrollo y cerrar la brecha entre otros países latinoamericanos.

Este sentimiento se refleja en la forma en que Perú maneja su Internet. Durante mucho tiempo el país dependió de la tecnología de acceso telefónico e incluso ésta sólo estaba disponible en las ciudades, pero el gobierno ha invertido suficientes recursos para aumentar drásticamente la penetración de Internet y generalizar las conexiones de banda ancha.

El país tiene sus altibajos en cuanto a la censura, pero las autoridades no utilizan métodos solapados para espiar a la gente o restringir su derecho a la libertad de expresión.

Utilizar una IP peruana

Perú tiene una tasa de penetración de Internet del 56%, que está ligeramente por encima de la media en comparación con otros países latinoamericanos. Sin embargo, el país ha dado muestras de una rápida mejora en este ámbito, con el apoyo del gobierno a la idea de la competencia entre los ISP.

En los últimos años, los cibercafés y los puntos de acceso público a la red Wi-Fi se han multiplicado en las grandes ciudades, y en los hoteles de tres estrellas o más es habitual instalar un router en cada habitación.

Al recorrer las calles de las ciudades y los pueblos más grandes, sin duda te encontrarás con cabinas de Internet, algo que todo surfista de sofá debería visitar durante su estancia en Perú.

Frecuentados por lugareños y turistas, los cibercafés ofrecen acceso a un ordenador al igual que los cibercafés, pero a un precio asequible. Por un dólar la hora, los visitantes pueden disfrutar de una experiencia de navegación única, llamar a su familia por Skype, imprimir, escanear o ver una transmisión rápida.

Leyes de privacidad en línea de Perú

Aunque el espionaje político y la vigilancia de figuras de la oposición eran habituales en el pasado, Perú es ahora un país que respeta la privacidad del internauta.

Sin embargo, su congreso es un lugar de constantes batallas, y los derechos de privacidad no suelen ser una prioridad.

En diciembre de 2010, el mayor proveedor de Internet de Perú, Telefónica del Perú, introdujo un límite general de ancho de banda que restringía la velocidad de conexión de quienes llegaban al final de su cuota mensual. En este caso, el gobierno intervino y creó una política que impide a los ISP limitar a sus abonados.

En 2013, sin embargo, el congreso dio luz verde a una nueva ley penal cibernética en un esfuerzo por reducir el acceso ilegal a los datos.

El proyecto de ley fue muy criticado por ser vago y poner demasiado poder en manos de las autoridades, ya que las fuerzas del orden pueden vigilar más de cerca la actividad en línea de ciertas personas. No obstante, la vigilancia digital sigue requiriendo la autorización por escrito de un juez.

Censura de Internet en Perú

El gobierno de Perú apoya hasta cierto punto la libertad en Internet. Aunque el país tiene su cuota de escándalos relacionados con la corrupción, la Iniciativa OpenNet no ha encontrado indicios de filtrado de datos o vigilancia estatal, lo que significa que los ciudadanos del país son libres de expresar sus pensamientos sin consecuencias.

Las fuerzas del orden pueden iniciar la vigilancia de los correos electrónicos o la actividad de las salas de chat de alguien, pero primero necesitan la debida autorización de un organismo legal. El obstáculo más probable para decir lo que se piensa proviene de la autocensura o de la falta de infraestructura para hacerlo.

A pesar de disfrutar de la libertad de expresión, es bueno tener una VPN disponible, especialmente si eres un bloguero o periodista en Perú.

Dado que los países extranjeros suelen bloquear el acceso si se utiliza una IP diferente, desviar el tráfico a través de un servidor local puede abrir una biblioteca más amplia de contenidos de todo el mundo.

Streaming en Perú

El streaming está ganando rápidamente popularidad en Perú, pero sólo se puede encontrar una experiencia fluida en la capital, de lo contrario tendrás que prepararte para ver mucho el icono del buffering.

En la actualidad, se necesitan al menos 4 MB/s para que los vídeos funcionen sin problemas, lo que es bastante complicado en los pueblos rurales y las ciudades más pequeñas. Actualmente hay tres plataformas de streaming populares en el país: Netflix, Claro Video y Viki TV.

La primera no necesita presentación, pero Claro Video es un servicio con sede en Brasil que se dirige a un público latinoamericano con series exclusivas, mientras que Viki TV se encarga de distribuir telenovelas extranjeras en la región.

Cada uno de estos sitios de streaming está disponible en los teléfonos inteligentes tras descargar una aplicación gratuita, pero es muy probable que el público peruano no pueda acceder a esta videoteca si viaja al extranjero. Para no perderse el último episodio de una serie favorita, es una buena idea suscribirse a un proveedor de VPN que tenga servidores establecidos en Perú.

Pruebas gratuitas de VPN en Perú

No son muchos los proveedores de VPN que han establecido servidores en el país, pero hay algunas joyas sobre las que vale la pena llamar la atención, porque conectarse a un servidor local es la mejor manera de reducir el lag mientras se enmascara una dirección IP. En cuanto a los aficionados al streaming, las características que hay que buscar aquí son el ancho de banda ilimitado, una amplia gama de soporte de dispositivos y la capacidad de desbloquear Netflix.

ExpressVPN

A pesar de lo que pueda sugerir su nombre, ExpressVPN no se limita a la velocidad. La empresa ofrece conexiones rapidísimas, pero también posee varios servidores en Perú para que sus suscriptores puedan elegir entre varios protocolos. Los usuarios habituales de streaming de contenidos deberían optar por OpenVPN con puerto UDP para maximizar la velocidad, mientras que la portabilidad TCP es para los usuarios medidos a los que no les importa sacrificar la latencia para aumentar la seguridad. La lista de características no termina aquí, ya que ExpressVPN está disponible en ordenadores de sobremesa, smartphones, routers y televisores inteligentes, y también ha creado una extensión para el navegador. Gracias a la garantía de devolución del dinero de 30 días, el servicio está disponible para ser probado sin ningún compromiso de pago primero.

HideMyAss

El nombre poco convencional esconde un servicio VPN fiable con una red de servidores que se extiende por todo el mundo. La empresa ha instalado dos servidores en Perú, proporcionando seis IPs para elegir. Sin embargo, para compensar la falta de variedad, HideMyAss ofrece a los suscriptores un periodo de prueba de siete días para que disfruten del servicio sin que ninguna de sus funciones esté bloqueada. Esta VPN es la opción perfecta si tienes una cuenta de Netflix, ya que el cliente se las arregla para eliminar la geo-restricción de la plataforma de streaming sin importar dónde te encuentres.

PureVPN

Este servicio consigue un equilibrio entre velocidad y seguridad. PureVPN cuenta con seis servidores ubicados en Lima, por lo que quienes vivan en la capital no sentirán ningún problema de latencia tras conectarse a la VPN. La compañía está presente en más de 140 países -incluyendo Estados Unidos y numerosas naciones latinoamericanas- y el cliente de fácil uso hace que sea muy fácil cambiar entre ubicaciones virtuales. PureVPN también cuenta con un interruptor de corte que te notifica si se pierde la conexión con el proveedor, evitando que se revele tu verdadera IP. Y como un buen bono, PureVPN se puede probar a través de su período de reembolso de 31 días.

Los mejores servicios VPN por países:

  • Filipinas
  • Finlandia
  • Francia
  • Grecia
  • Hong Kong
  • Hungría
  • India
  • Indonesia
  • Irlanda
  • Islandia
  • Israel
  • Italia
  • Japón
  • Luxemburgo
  • Malasia
  • Marruecos
  • México
  • Nigeria
  • Noruega
  • Nueva Zelanda
  • Países Bajos