¿Cómo bloquea un ISP las VPN?

Escrito por Juan Lagunas •  Actualizado: 04/12/22 •  3 min de lectura
ExpertoVPN

Los ISPs bloquean las VPNs a través de varias técnicas, siendo las más comunes el bloqueo de puertos y de direcciones IP.

Cuando se trata de servicios diseñados para eludir las normas, normalmente los objetivos sobre su espalda crecen junto con su popularidad.

En otras palabras, cuando un determinado proveedor de VPN comienza a ganar una mayor base de usuarios, también lo pone en el radar de los ISP y otras corporaciones, a veces incluso ganando la atención de los gobiernos.

Afortunadamente, también hay algunas formas de evitar estos bloqueos de VPN.

Independientemente del método que utilicen los ISP para restringir los proxies y las VPN, la mejor manera de evitar los bloqueos es recurrir a los servicios menos populares.

Dado que uno de los métodos más comunes utilizados por los ISP para bloquear las VPN es apuntar a las direcciones IP, cuando te conectes a una VPN se te atribuirá una dirección IP temporal de otro país que a menudo será suficiente para superar los problemas de geolocalización en muchos sitios web.

A su vez, esto significa que sólo hay un número determinado de servidores e IPs disponibles para ti y que siempre son los mismos para todos los clientes, aunque es cierto que las mayores compañías de VPN suelen añadir nuevas direcciones.

Los ISP pueden buscar y bloquear las direcciones IP que se sabe que pertenecen a una determinada compañía de VPN.

El otro método consiste en desactivar los puertos de conexión que se asocian mayoritariamente al tráfico de la VPN.

Internet funciona a través de puertos de comunicación entre dos puntos finales, por lo que los ISP, los gobiernos y otros administradores de sistemas pueden bloquear los que serían adecuados para detener el acceso a un servidor VPN.

Las VPN utilizan habitualmente los mismos puertos -como PPTP o L2TP, por ejemplo-, por lo que a los ISP les resulta fácil saber cuáles deben «bloquear».

Cómo saber si los ISPs están bloqueando las VPNs

Saber que tu ISP está bloqueando tu VPN es sólo cuestión de sumar dos y dos. Si estás usando una VPN pero de alguna manera no puedes conectarte a un sitio web específico, si aparece un mensaje prohibiendo el acceso, o si simplemente no puedes conectarte a Internet en absoluto, entonces es probable que tu ISP esté detrás de ello.

Una buena forma de intentar diagnosticar y resolver este problema es cambiar de servidor para ver si una dirección IP diferente funciona o cambiar de puerto o de protocolo VPN, si es posible.

Hoy en día, cada vez más VPN ofrecen técnicas para eludir esta situación, como la ofuscación y codificación del tráfico, que esencialmente disfrazan la VPN para que parezca tráfico normal.

Otros proporcionan una amplia lista de puertos e incluyen algunos menos populares que por ello no suelen estar en el radar de la mayoría de los ISP.

Juan Lagunas

Juan Lagunas es experto en tecnología y programador web. Su pasión es la seguridad y la privacidad online, por eso ha creado ExpertoVPN.com junto con un equipo de especialistas en informática.

Sigue leyendo