¿Debo pagar por una VPN?

By Juan Lagunas •  Updated: 04/06/22 •  4 min read

No es fácil responder a esta pregunta con un simple sí o no, ya que depende en gran medida de tu perfil como cliente de una VPN. Si eres un usuario poco exigente, las versiones gratuitas que ofrecen algunos proveedores pueden ser más que suficientes para ti y sólo con eso te ahorrarás algo de dinero extra a final de mes.

Pero si necesitas ir un poco más allá de lo que ofrecen las limitadas versiones gratuitas, entonces sí que tendrás que sacar la cartera.

Como hemos explicado en nuestra guía de VPN gratuitas, existen pruebas gratuitas, garantías de devolución del dinero, versiones gratuitas y otras formas de conseguir el uso gratuito de la VPN con los proveedores de VPN. Sin embargo, ten cuidado cuando se trata de VPNs que se anuncian como un servicio completo y gratuito.

En estos casos, nunca olvides el viejo lema: si no pagas, no eres el cliente, sino el producto, así que es mejor pensar que siempre hay una trampa con los servicios que lo prometen todo y sin embargo no cobran nada por ello.

Por lo general, pagarás con tu propia información, que a menudo se recopila en secreto y se vende en línea para anuncios dirigidos. Además, normalmente tendrás que sufrir topes de datos muy limitados y conexiones lentas con un número limitado de servidores VPN saturados.

El problema es que esto se permite a través de dudosas políticas de privacidad que no son transparentes sobre lo que se almacena.

Además, a veces también es difícil saber qué empresa está detrás del servicio, lo que no ayuda si quieres presentar una queja, por ejemplo.

Todo esto es probable que ocurra, y eso sin mencionar los peligros de descargar un programa o una aplicación que no sea de confianza.

También hay otra cosa que es bueno tener siempre presente: Los proveedores de VPN son un negocio como cualquier otro, por lo que necesitan dinero para mantenerlo en funcionamiento.

Cuanto mayor sea la red de servidores de un proveedor de VPN, más les costará mantenerla, ya que los servidores no son precisamente baratos y necesitan mantenimiento y supervisión constante.

Y no olvidemos que detrás de este tipo de programas hay un equipo de personas que, naturalmente, necesitan ser pagadas, ya que de lo contrario la empresa no podría seguir trabajando en el desarrollo de nuevas características para hacer el servicio aún mejor.

Por lo tanto, si los ingresos no provienen de las suscripciones de los usuarios, deben provenir de otras fuentes. Por eso, algunas versiones de prueba o gratuitas de ciertas VPN -incluso las de confianza- suelen venir con anuncios.

Si quieres una vida sin anuncios -¿y no queremos todos? – entonces seguramente tendrá que pagar por un servicio VPN. Los planes de precios varían en función de la gama de funciones ofrecidas y, al igual que cualquier otro servicio de suscripción, cuanto más se quiera acceder, más caro será.

Sin embargo, las diferentes compañías tienen diferentes políticas de precios y seguramente es posible encontrar algunas buenas ofertas, siendo las mejores las que no tienen límites en sus características y son más baratas en los plazos de pago más largos, generalmente cuando se suscriben en una base anual o más larga.

Pero antes de suscribirte a cualquiera de ellas, asegúrate de visitar nuestras páginas de pruebas gratuitas y cupones para obtener algunos descuentos adicionales en los mejores servicios VPN premium.

Más preguntas frecuentes

Obtén respuestas a todas tus preguntas relacionadas con las VPN consultando los siguientes artículos de nuestros expertos en VPN:

Juan Lagunas

Juan Lagunas es experto en tecnología y programador web. Su pasión es la seguridad y la privacidad online, por eso ha creado ExpertoVPN.com junto con un equipo de especialistas en informática.