¿Se puede detectar el uso de una VPN?

By Juan Lagunas •  Updated: 04/06/22 •  3 min read

Sí, se puede. En realidad, este es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los servicios de VPN. Es imposible pensar en una época en la que no existiera la posibilidad de desbloquear contenidos restringidos geográficamente, que es para lo que actualmente la mayoría de la gente utiliza las VPN.

A estas alturas ya es bastante conocido que los servicios de streaming han empezado a detectar y bloquear el tráfico de las VPN, siendo Netflix el principal ejemplo de ello.

Desde 2016, de hecho, muchos extranjeros tuvieron que dejar de confiar en este método para ubicarse virtualmente en Estados Unidos para acceder a la biblioteca de televisión y películas más completa del mundo cuando la compañía comenzó a implementar el que todavía hoy es uno de los métodos de detección de VPN más avanzados.

Hay muchas empresas que venden este tipo de servicio de bloqueo de VPN a los clientes que puedan estar interesados en él, como Netflix.

Estos servicios recopilan toda la información relacionada con las direcciones IP que pueden para averiguar si son auténticas o en realidad son proxies, rastreando detalles como el país y la ciudad a la que pertenece una dirección IP o si se utilizan con fines comerciales, residenciales o empresariales.

A su vez, las compañías de VPN más populares utilizan miles de direcciones IP en todo el mundo, pero al filtrar por países es bastante fácil descubrir que siempre son las mismas direcciones, compartidas entre diferentes usuarios.

Otros métodos de detección incluyen la inspección profunda de paquetes y otros métodos técnicos de este tipo para encontrar los detalles más pequeños, y si los resultados muestran que las direcciones IP pertenecen a empresas que venden servicios de VPN, entonces se añaden rápidamente a una lista negra.

¿Cómo se bloquean los servicios VPN?

Esto no sólo explica por qué las mayores empresas de VPN a menudo no pueden eludir estos métodos de detección, sino también por qué los servicios menos populares suelen pasar desapercibidos, porque las direcciones IP que proporcionan aún no han sido reconocidas.

Uno de los métodos más utilizados para detener las conexiones VPN es el bloqueo de puertos. Los diferentes protocolos de VPN utilizan puertos específicos para cifrar el tráfico, por lo que basta con bloquear cualquier tráfico que provenga de puertos que se sabe que son utilizados por las VPN.

Pero no son sólo los sitios web los que hacen esto; algunos países también bloquean las VPN, aunque a una escala nacional mucho mayor.

Turquía y China son los más famosos, siendo este último uno de los pocos lugares de la Tierra donde es prácticamente imposible utilizar este software o cualquier otra solución.

El infame Gran Cortafuegos del país garantiza que los ciudadanos chinos sólo dispongan de contenidos nacionales y que tengan acceso al menor número posible de sitios web occidentales.

Las VPN son bloqueadas por equipos especializados que trabajan en nombre del gobierno para detectar y eliminar todo el tráfico de VPN y muchas empresas en el pasado han cesado sus actividades en China y han cerrado sus servidores, y las que no lo hicieron sólo pueden asegurar que el país forma parte de su red a través de una ubicación virtual.

Más preguntas frecuentes

Obtén respuestas a todas tus preguntas relacionadas con las VPN consultando los siguientes artículos de nuestros expertos en VPN:

Juan Lagunas

Juan Lagunas es experto en tecnología y programador web. Su pasión es la seguridad y la privacidad online, por eso ha creado ExpertoVPN.com junto con un equipo de especialistas en informática.